Cómo evitar que su lesión se agrave accidentalmente durante la recuperación

Imagen

El camino hacia la recuperación está pavimentado con numerosos obstáculos, desafíos difíciles y reveses inesperados. Las lesiones pueden alterar su vida y hacer que incluso las tareas cotidianas simples se conviertan en una carga dolorosa. Si se está recuperando de una lesión grave, probablemente esté ansioso por seguir adelante con su vida. Sin embargo, es crucial no tomar atajos durante la recuperación.

Muchas personas agravan accidentalmente sus lesiones mientras se recuperan de accidentes, caídas y otros eventos catastróficos . Incluso los errores más pequeños pueden tener efectos devastadores. Agravar una lesión ralentiza el tiempo de recuperación y causa más daño físico al cuerpo. ¿Te preocupa agravar tu lesión? Te tenemos cubierto. Aquí hay algunas maneras fáciles de protegerse durante la recuperación.

Conoce tus límites

Puede ser tentador reanudar las actividades normales después de una lesión. Hacer demasiada actividad física puede provocar tensión muscular que ralentiza la recuperación. Es esencial aumentar gradualmente su nivel de actividad y comprender los límites de su cuerpo. Escuche a su cuerpo, al médico y a los expertos para evitar superar sus limitaciones. Una regla general es aumentar la intensidad de la actividad física en no más del 10 por ciento cada semana.

Dormir lo suficiente

Después de sufrir una lesión, su cuerpo necesita más tiempo para reparar los tejidos dañados. Los estudios muestran que la falta de sueño disminuye la síntesis de proteínas y aumenta la actividad de las vías de degradación. Esto puede provocar una pérdida de masa muscular que es fundamental para superar las lesiones. Una buena noche de sueño fomenta un aumento de las hormonas de crecimiento que ayudan a la recuperación de los tejidos. Asegúrese de dormir lo suficiente para ayudar a su cuerpo a sanar.

Asistir a Terapia Física

No debe saltarse la rehabilitación, el tratamiento médico u otros servicios dedicados a su recuperación. Estos eventos son esenciales para que su cuerpo vuelva a la normalidad y promuevan la salud a largo plazo. Está comprobado que las actividades de bajo impacto reducen los niveles de la hormona del estrés cortisol . Los niveles altos de cortisol pueden provocar la descomposición de los tejidos y retrasar la curación. Participar en ejercicios de bajo impacto promueve el crecimiento y la reparación celular que son fundamentales para la recuperación.

Su cuerpo tiene que trabajar más de lo habitual para compensar una lesión. Como resultado, su cuerpo puede desarrollar una mecánica deficiente que puede agravar su lesión o causar daño adicional. La rehabilitación puede ayudarlo a fortalecer los músculos, mejorar el movimiento y recalibrarse después de una lesión. Para fomentar la salud física a largo plazo, debe seguir los planes establecidos por fisioterapeutas y otros expertos. Pueden monitorear de cerca su recuperación e identificar posibles problemas que puedan surgir.

Conclusión: tómalo con calma

Los tiempos de recuperación pueden variar ampliamente según la gravedad de su lesión. No importa el daño, es crucial darle a tu cuerpo el tiempo necesario para recuperarse. Escucha a tu cuerpo y conoce tus límites para evitar agravar tu lesión. Asegúrese de descansar lo suficiente, asistir a fisioterapia y escuchar los consejos de los expertos.

Si resultó lesionado en un accidente y no está seguro de a qué compensación tiene derecho, comuníquese con McCraw Law Group . Podemos ayudarlo explicándole sus opciones.