Texas, tenemos un problema

Imagen

Los accidentes en carreteras en sentido contrario son un problema en nuestro estado. Cuando ocurren, los resultados son desastrosos. Un gran porcentaje de estos accidentes provocan lesiones incapacitantes o la muerte . Si bien el porcentaje de choques en dirección contraria en sí no es enorme, los daños suelen ser catastróficos y las causas principales son bien conocidas.

Conducir ebrio es la principal causa de colisiones en sentido contrario

La intoxicación, a menudo intoxicación grave, es la causa de muchos de estos accidentes prevenibles. Scott Cooner, director de programa del Instituto de Transporte de Texas A&M, calcula que aproximadamente dos tercios de los choques en las carreteras en sentido contrario son causados por conductores ebrios. De ellos, el contenido de alcohol en la sangre suele ser el doble del límite legal... lo que significa que una persona está doblemente borracha.

Estos accidentes ocurren más comúnmente entre la medianoche y las cinco de la mañana con un pico predecible alrededor de las dos de la mañana cuando la mayoría de los bares cierran. La mayoría de las colisiones ocurren en las intersecciones de las carreteras y al girar a la izquierda en una rampa de salida en el lado equivocado de la carretera. Debido a la hora de la noche en que ocurren la mayoría de estos accidentes, nuestros socorristas corren un riesgo particular cuando patrullan las carreteras a altas horas de la noche, ayudan a los vehículos averiados a lo largo de las carreteras y cuando intentan ayudar a las personas involucradas en accidentes en las carreteras.

El impacto devastador de DUI

Las consecuencias de estos accidentes son devastadoras. En Texas, en 2021, 4489 personas murieron en accidentes automovilísticos o de camiones, lo que supuso un aumento del 15,2 % con respecto a 2020. Casi una cuarta parte de ellos, el 24 %, fueron causados por conductores ebrios. Eso es 1,077 de nuestros amigos, vecinos y socorristas que no llegaron a casa de manera segura porque alguien eligió conducir bajo la influencia. Una de las razones por las que McCraw Law Group patrocina una beca de primeros auxilios todos los años es para reconocer el trabajo que realizan los primeros en responder para mantenernos a salvo ante un mayor riesgo para su propia seguridad.

Prevención y responsabilidad de los conductores imprudentes

El Sr. Cooner indica que existen muchas contramedidas, como tener luces rojas reflectantes en las carreteras cuando se conduce en la dirección equivocada y señales para advertir cuando alguien conduce en la dirección equivocada, pero que no existen contramedidas que sean completamente efectivas contra los conductores ebrios. Tiene razón, pero nuestro sistema de jurado civil y penal también proporciona un elemento disuasorio. Hacer que aquellos que causan daños sean totalmente responsables por el daño que causan es una lección objetiva que puede ayudar a reducir el problema y hacer que todos estemos un poco más seguros.

Si usted o un ser querido estuvieron involucrados en un accidente en una carretera en sentido contrario, comuníquese hoy con uno de los abogados especializados en lesiones personales de McCraw Law Group para buscar justicia.