Negligencia comparativa en casos de mordedura de perro McKinney

Texas es un estado de negligencia comparativa modificado. La negligencia comparativa busca compensar a la parte lesionada por al menos una parte de las lesiones. Por ejemplo, si la recuperación total de la persona lesionada es de $100,000 y el jurado encontró que el demandante es 10 por ciento en culpa, entonces se le otorgaría $90,000 en compensación. Sin embargo, si se determina que el demandante es 51 por ciento o más culpable del accidente, entonces no puede recuperar daños. Esta regla permite a los tribunales hacer que cada parte sea responsable de su porcentaje de culpa. Si usted ha sido herido en un incidente de mordedura de perro, comuníquese con un abogado experimentado que esté bien informado sobre negligencia comparativa en casos de mordedura de perro de McKinney.

Impacto de negligencia comparativa en el caso

La negligencia comparativa en los casos de mordedura de perro de McKinney puede afectar significativamente la compensación. Por ejemplo, si una persona está golpeando a un perro sin ninguna justificación y el perro ataca como respuesta, entonces el individuo estaría excluido de la recuperación. Esto se debe a que la persona provocó el ataque del perro. Cuando alguien provoca un perro y el perro muerde de nuevo, entonces el individuo es más probable que se encuentre para ser más del 51 por ciento responsable del accidente. Sin embargo, si la persona simplemente caminaba por la calle y luego el perro atacó sin previo aviso, entonces el individuo no tendrá ninguna negligencia comparativa asignada a ellos. Por lo tanto, serían capaces de recuperar los daños en consecuencia.

Demostrar la responsabilidad en un caso de mordedura de perro

Hay varias maneras de probar la responsabilidad en un caso de mordedura de perro. Dos de los métodos más comunes son la responsabilidad estricta y la negligencia. Si el dueño del perro sabe que ha demostrado cualidades peligrosas y el perro entonces ataca a alguien, el herido puede perseguir una reclamación de responsabilidad estricta. Bajo estricta responsabilidad, el propietario del perro sería responsable incluso si la lesión a la víctima no estaba prevista. Se puede establecer una responsabilidad estricta si la parte perjudicada puede probar:

  • El acusado poseía o poseía el animal
  • El animal tenía propensiónes peligrosas anormales a su clase
  • El acusado sabía o tenía razones para saber que el animal tenía propensión peligrosa
  • Las peligrosas propensión fueron la causa de la lesión

Una persona lesionada también puede recuperar daños si puede establecer negligencia. Para establecer negligencia, el demandante debe probar:

  • El acusado poseía o poseía el animal
  • El acusado adeudaba el deber de ejercer un cuidado razonable para evitar que el animal lastime a alguien
  • El acusado incumplió su deber
  • El incumplimiento del deber por parte del demandado causó el daño del demandante

Un abogado de lesiones personales consumado podría ayudar a una persona lesionada a probar la responsabilidad en un caso de mordedura de perro.

Cómo un abogado de mordedura de perro en McKinney podría ayudar

Un abogado experimentado podría ayudar a una persona cuando su caso está en riesgo de ser herido por negligencia comparativa en casos de mordedura de perro de McKinney al establecer una cadena clara de responsabilidad sobre la parte contraria. Destacarán la historia del perro, lo que el dueño del perro podría haber hecho para evitar el ataque, lo que el dueño del perro sabía antes del ataque, y todas las diferentes maneras en que podría haberse evitado. Culpar a la víctima es una estrategia utilizada por la defensa, pero un abogado de lesiones personales se ocupará de ella destacando los malos actos de la parte contraria.