Responsabilidad patriaria en casos de resbalones y caídas de McKinney

La responsabilidad de los locales significa la responsabilidad del mantenimiento de una propiedad o local. El propietario u ocupante del local tiene el deber de poner a salvo cualquier defecto que el propietario conocía o debería haber conocido o, alternativamente, advertir a los visitantes de cualquier defecto.

La responsabilidad patrióca en los casos de resbalones y caídas de McKinney gira en torno al concepto de responsabilidad de los locales. Los propietarios que no acosen o adviertan de un peligro que podría causar una caída, como un líquido derramado, pueden ser responsables de las lesiones de un visitante lesionado. Póngase en contacto con un abogado experimentado para obtener ayuda con su reclamo.

Estándar legal de atención razonable

La responsabilidad patricar en los casos de resbalones y caídas de McKinney gira en torno al estándar legal de cuidado razonable. El cuidado razonable es el tipo de cuidado que una persona razonable usaría en las mismas circunstancias. Es un estándar flotante en la medida en que depende de los hechos y circunstancias que rodean la actividad en el momento. Cuando un jurado aplica ese estándar, significa que tiene que considerar el peligro potencial y el riesgo para los demás al decidir si una acción o una condición es razonable.

Por ejemplo, si una propiedad tiene una condición que podría resultar en alguien golpeando un dedo del pie, ya que no es una lesión grave, la necesidad de prevenirla es relativamente baja. Por otro lado, si una condición podría resultar en que alguien caiga, tenga que someterse a varias cirugías y terminar con una discapacidad de por vida,un grado de atención mucho mayor es razonable bajo las circunstancias.

Cómo la clasificación de una persona lesionada afecta la responsabilidad del propietario

En los casos de resbalones y caídas, los demandantes entran en varias categorías dependiendo de si son intrusos, licenciatarios o invitados. Según las clasificaciones, la persona lesionada recibe un trato diferente. Si la persona lesionada es un cliente o cliente potencial en el lugar para hacer o potencialmente hacer negocios, la persona lesionada se considera un invitado de negocios.

Otra clase de persona lesionada se llama un usuario permisivo. Un usuario permisivo tiene permiso para estar en las instalaciones, pero no está allí para el beneficio económico potencial del propietario u ocupante de la propiedad. Para los usuarios permitidos, simplemente debe haber una advertencia de cualquier problema o defecto conocido. Un usuario permisivo es similar a un invitado de negocio, pero no hay ningún deber de arreglar son advertir de los peligros que el propietario u ocupante debería haber conocido, pero no lo hace.

El nivel más bajo de atención se debe a un intruso, una persona que está en la propiedad de alguien sin permiso. El único deber que un terrateniente tiene para no dañar intencionalmente al intruso; el propietario u ocupante de la propiedad no les debe ningún otro deber si se ven perjudicados por un defecto del local.

Un abogado podría ayudar a establecer la responsabilidad de la propiedad en los casos de resbalón y caída de McKinney

Establecer la responsabilidad de la propiedad en los casos de resbalones y caídas de McKinney puede requerir la recopilación de pruebas para probar tanto el conocimiento del propietario de la propiedad sobre el peligro subyacente como la clasificación del demandante como invitado. La investigación necesaria para reunir tales pruebas puede ser difícil para un laico. Si ha sufrido lesiones en un resbalón y caída, póngase en contacto con un abogado con experiencia para obtener ayuda para mover su caso a través de un litigio.