Factores que afectan a los daños en los casos de muerte por error de McKinney

Los factores que afectan los daños en los casos de muerte injusta de McKinney pueden ser matizados. Calcular el valor de una relación que el difunto tenía con su familia, los salarios que podrían haber ganado a lo largo de su vida, y el dolor de perder a un ser querido podría ser difícil de asignar un valor monetario.

Sin embargo, un abogado de muerte injusta experimentado podría trabajar con una familia para buscar una compensación adecuada, siendo consciente de su dolor. Para obtener más información sobre los daños por muerte injusta,llame hoy mismo.

Daños económicos

Los daños económicos son costos cuantitativos y calculables que una familia soportará después de la muerte injusta de un ser querido. Por ejemplo, si un padre de un hijo ha sido asesinado, se consideraría la cantidad de apoyo monetario que ese padre le habría dado hasta la edad adulta. Además, el potencial perdido de la herencia futura para ese niño es un elemento de daños y perjuicios que un abogado puede considerar.

En algunos casos, un economista examinará la capacidad de ganancias de la persona fallecida y restará de eso lo que sea que esa persona fallecida hubiera gastado en su propia vida. Los beneficiarios de un patrimonio podrían presentar reclamaciones por los fondos restantes como daños económicos.

Daños no económicos

Los daños no económicos se relacionan con la pérdida o la muerte de la relación y el cuidado y la comodidad que conlleva esa relación. Los daños no económicos pueden referirse a la sensación de seguridad que se deriva de saber que uno tiene un padre, madre o hijo que puede y cuidará de ellos como están madurando.

El dolor y el sufrimiento que la persona sufrió durante la parte restante de su vida desde el momento en que resultaron heridos hasta el momento en que pasaron, y el deterioro que sufrieron, también son factores que podrían afectar los daños en los casos de muerte injusta de McKinney.

Cálculo de la pérdida de compañerismo

La pérdida de compañerismo puede ser difícil de calcular. Cuando uno pierde compañía, el caso se valora en función de las historias del individuo. Es importante entender exactamente cómo esa pérdida impacta en el momento, así como cómo puede afectarlos cinco años, 10 años, o tal vez incluso 30 o 40 años en el futuro.

El compañerismo tiene más que ver con la calidad de la relación y la profundidad de la pérdida que en los años. Uno de los trabajos principales del abogado de un demandante en un caso de muerte injusta puede ser entrevistar al demandante para escuchar sus historias y entender la profundidad de esas relaciones para que el abogado pueda expresar esa profundidad al jurado.

De vez en cuando hay ocasiones en las que el beneficiario de la muerte injusta no tenía mucha relación con la persona que fue asesinada, y esos pueden ser casos muy difíciles. Hay situaciones en las que una reclamación de compañía o una pérdida de la sociedad no se basó en lo que realmente era la relación, sino en la pérdida de posibilidades de tener esa relación en el futuro.

Cómo un abogado podría ayudar

Es esencial que un abogado realice un cálculo reflexivo de la pérdida de compañía. Un abogado podría trabajar para mostrar completamente al jurado el valor de la pérdida del ser querido.

Si ha perdido a un ser querido en un accidente de muerte injusta, considere comunicarse con el abogado cuando esté listo. Un abogado con experiencia en lesiones personales podría explicar mejor los factores que afectan los daños en un caso de muerte injusta de McKinney.